Hoy en Madrid se entregaron al ministerio de agricultura las más de 400 000 firmas que recolectó Greenpeace para presionar al parlamento europeo sobre el asunto de los plaguicidas neurotóxicos que matan a las abejas y contaminan nuestros campos. A la voz de tod@s aquell@s que se niegan a ver desaparecer las abejas se añadió la firma de la APISCAM y por lo tanto la voz de tod@s nuestros soci@s.

Queremos agradecer todos los esfuerzos que han permitido realizar esta campaña y todas las voces que se han sumado a este llamamiento. Esta entrega se hizo hoy porque mañana se tenía que debatir el asunto en el parlamento europeo, pero según nuestras fuentes de información la votación se retrasa de dos meses (19-20 de julio) lo cual nos permite seguir la movilización para conseguir más apoyo por parte de la opinión pública.