En este sitio puedes encontrar información sobre el programa de Padrinos Apicolas de APISCAM. Información actualizada a Noviembre de 2015

Programa de padrinos apícolas de APISCAM

Programa de padrinos apícolas de APISCAM

EL PROGRAMA Y SU FINALIDAD

El programa es una iniciativa voluntaria y altruísta entre socios y para socios de APISCAM, Asociación de Apicultores de la Comunidad de Madrid.

La finalidad del mismo es poner en contacto a Apicultores con experiencia (Padrinos), con Apicultores noveles (Apadrinados)  con el fin de ayudar a estos últimos durante un año a tener una persona de referencia en el manejo práctico de sus colmenas. También pretende fomentar la solidaridad y la relación entre socios.

REQUISITOS DEL APADRINADO

Para que el esfuerzo vaya dirigido a los que más lo necesitan  este programa se enfoca a personas con intención de convertirse en apicultores o bien que ya lo sean pero tengan poca experiencia. Es necesario que sean socios de APISCAM y tengan sus propias colmenas o intención inmediata de adquirirlas, y ya hayan realizado un curso de iniciación.

Para asegurar la continuidad del programa el apadrinado debe comprometerse a su vez a convertirse en padrino al cabo de 3 temporadas, siempre que continúe con la actividad en ese momento y en función de la demanda.

REQUISITOS DEL PADRINO

Es un socio que voluntariamente se preste a dejarse acompañar en algunas de sus visitas al colmenar por el apadrinado, disponga de colmenas y cuente con al menos una experiencia de manejo de 3 temporadas.

REGLAS BÁSICAS DEL PROGRAMA

– Se trata de una iniciativa altruísta por lo que no se realizará intercámbio económico, en dinero o trabajo regular, a cambio de la formación. Se admite que se acuerde entre las partes una ayuda puntual del apadrinado al padrino en alguna tarea que este requiera (por ejemplo en la cosecha, ayuda en tareas en el colmenar, transhumancia, etc.).

– Tratandose de una iniciativa informal entre socios la asociación no garantiza, ni regula, la calidad o contenidos del intercambio, que se realizará por acuerdo entre el padrino y el apadrinado. Tampoco se garantiza la disponibilidad o asignación de padrinos para todos los solicitantes, que dependerá de la oferta disponible y la selección de cada padrino. En caso de haber más demanda de padrinos que oferta se establecerá una lista de espera por orden de inscripción.

– El apadrinado deberá respetar los usos, costumbres, bienes e indicaciones del padrino. No estando el padrino obligado a más ayuda que la de permitir al apadrinado acompañarle en alguna de sus visitas al colmenar con fines formativos y resolver dudas de manejo, etc.,  que pudieran surgir al apadrinado.

– El apadrinamiento se establece durante un año, teniendo derecho cualquiera de las partes a suspenderlo si surgen problemas, o bien si hay circunstancias personales o económicas que lo requieran.

– El padrino puede de mutuo acuerdo con el apadrinado extender la ayuda más allá del año si así lo desea.

– El número de apadrinados por padrino es de 1 persona, pudiendo llegar a 2 según la elección de este.

Para participar como apadrinado es necesario que este a su vez se comprometa a ser padrino al cabo de  al menos 3 temporadas incluida la temporada en que se incribe en el programa. De esta manera se garantiza la disponibilidad de padrinos en el tiempo y la continuidad del programa, aunque en la medida de lo posible se intentará contar con padrinos de la mayor experiencia posible.

FUNCIONAMIENTO DEL PROGRAMA E INSCRIPCIÓN

Los apicultores que estén interesados en formar parte del programa, bien sea como padrinos o bien como apadrinados deben ponerse en contacto con el socio coordinador del programa, Emilio Luengo a través del correo electrónico  programa_apadrinamiento@apiscam.org.

Es necesario indicar:

Si se inscribe como padrino: nombre, población donde tiene las colmenas, e-mail o teléfono de contacto, número de personas que está dispuesto a apadrinar (máximo 2).

Si se inscribe como candidato a ser apadrinado: nombre, población de residencia, e-mail o teléfono de contacto, distancia o zona a la que se desplazaría, y breve texto de motivación exponiendo sus circunstancias e intereses.

– El coordinador del programa anotará los datos y hará llegar el texto de motivación de uno o varios candidatos a los inscritos como padrinos disponibles en la zona de los candidatos. Será el padrino el que tras leer las solicitudes contacte con la persona o personas de su elección. El padrino indicará posteriormente al coordinador que persona/s son las apadrinadas.

– El coordinador así mismo anotará las bajas en el programa, cambios de disponibilidad de los padrinos, etc. y por tanto es a quién deben informar los socios sobre cualquiera de estas circunstancias. También será el encargado de recordar a los apadrinados al cabo de 3 temporadas que se inscriban como padrinos.

RESUMEN DE LA EXPERIENCIA HASTA EL MOMENTO

El funcionamiento del programa está siendo muy satisfactorio si bien el número de padrinos es inferior al de candidatos a ser apadrinados. Habitualmente estamos teniendo unos 5-8 padrinos por año y el número de apadrinados está en torno a 10-12 personas por año.

Como en todo también se están viendo algunos problemas que surgen con la práctica, fundamentalmente los siguientes:

  • Algunas personas que solicitan el apadrinamiento aún no están formadas o involucradas en la apicultura, por ejemplo lo toman como una sustitución de un curso de iniciación. Es necesario transmitir que dado que el número de padrinos es limitado y el esfuerzo de estos es grande solo se pueden atender solicitudes de personas que ya hayan puesto colmenas o lo vayan a hacer de forma inmediata y ya hayan dado algún paso como un curso de formación.
  • Hay un pequeño porcentaje de personas que solicitan ser apadrinadas y tras una visita luego no participan en el apadrinamiento pero no indican su intención de  liberar su plaza para otra persona. Es necesario que las personas que participan se comprometan con el programa, no sean simples curiosos, y en caso de un cambio de circunstancias que impidan seguir que lo comuniquen al coordinador del programa para que asigne su plaza a otro interesado o interesada.
  • Otros problemas surgen de que algunos padrinos apicultores están en zonas muy retiradas, o por ejemplo algún caso en el que no se ha entendido bien el objetivo del programa (para noveles y altruista por ambas partes), etc.

No obstante la inmensa mayoría de los casos tienen una respuesta muy positiva por ambas partes, teniendo muy buen resultado y fomentando el conocimiento y la solidaridad entre socios.

Muchas gracias a todos y os animamos a participar.